Datos personales

Mi foto

Araya ARQ tiene como objetivo el desarrollo integro de todo encargo de arquitectura, teniendo un importante vinculo entre mandante y objetivo. 
La labor como arquitecto, es ser un puente entre las expectativas del cliente y un resultado favorable en los conceptos de confortabilidad, utilidad, diseño y estructura. 
Araya ARQ, estudio de arquitectura ofrece apoyo en diversas áreas, las que usted puede revisar en "Servicios" de la pagina: http://www.arayaarq.cl/

REGISTRO - ARCHIVOS - TEXTOS

jueves, 23 de mayo de 2013

Dodecaedro y el mito.


La leyenda griega cuenta que Perséfone hija de Zeus y Deméter, se encontraba recogiendo flores con las ninfas. De súbito y acompañado de un estremecimiento de la tierra emerge Hades desde una gran grieta, raptándola al inframundo. Esto avalado por su hermano Zeus.
Su madre (Demetér) inicia una angustiosa búsqueda, periodo en que  la tierra se vuelve estéril y las flores se marchitan por la ausencia de Perséfone.
Zeus se arrepiente de haber permitido a su hermano Hades raptar a Perséfone y pide a Hermes la rescatase. La única condición era que en el trayecto de regreso no comiese ninguna fruta; pero ya era demasiado tarde pues Hades la había persuadido comer Seis granos de Granada con lo cual debería volver al inframundo los meses correspondientes a los granos comidos...
Esta leyenda da cuenta del ciclo de la tierra en sus seis estaciones frías en las que Perséfone se encuentra en el Tártaro y sus seis estaciones donde brotan los frutos y el sol es mas cálido que es cuando Perséfone sale al exterior.

La granada es el fruto por el cual Perséfone queda atada a volver una y otra ves al inframundo, iniciando el ciclo de las estaciones del año. 
La granada representa al dodecaedro puesto que su semilla, inicialmente redonda, va alcanzando su forma característica al crecer llenando el espacio interior del fruto.
A Hermes se le atribuye la capacidad de dilucidar los símbolos y ser esclarecedor del lenguaje y sus interpretaciones, de ahí proviene la palabra Hermenéutica.
Enfocándonos nuevamente al símbolo del Dodecaedro, en el Timeo de Platón se relata el mito del origen del universo, donde el Demiurgo (Entidad creadora, Artesano), extrae desde el mundo de las ideas los elementos materiales. De esta forma trae el orden a partir del caos.
Atribuye a cada elemento una figura representativa.
Fuego = Tetraedro
Tierra = Hexaedro
Aire = Octaedro
Agua = Icosaedro
Y al universo, el elemento ordenador, central y eje, la quintaescencia o éter para los alquimistas se le es atribuido el Dodecaedro.
Estas figuras geométricas serán conocidas como los solidos Platónicos.
En otra aproximación (hermenéutica) de esta relación, nos permite ver que Arcano XXI del Tarot de Marsella es acompañado de los cuatro elementos, los que ocupan un lugar en las esquina de la carta siendo su eje el ombligo de una mujer. Esta carta es conocida como “el Mundo”. Esta es la ultima carta de los Arcanos mayores que es recorrida por el arcano sin numero "le Mat" o el Loco.
A cada elemento se le atribuye una constelación.
Fuego (león) = Leo
Tierra (Toro)= Tauro
Aire (Águila (Sirio)) = Escorpión
Agua (Ángel y nubes) = Acuario
Siendo la mujer, representación de Isis centro de los puntos cardinales.

Geometrización:
La geometrización del dodecaedro es en base a doce caras (Pudiéndose atribuir a los doce signos zodiacales o los doce trabajos de Heracles) construido cada uno por un pentágono. Al unir cada uno de sus vértices se obtiene una estrella (Pentagrama, símbolo de la escuela pitagórica), de la cual la longitud de sus elementos lineales están basados en la proporción áurea o Phi.
Si dibujamos un hombre dentro de esta estrella veremos como se corresponden sus extremidades con cada punta, lo cual es claramente reconocible en “El hombre de Vitrubio”.
Por lo tanto la esencia del Dodecaedro representa al Hombre en su unidad en base a una proporción áurea de crecimiento exponencial hacia las doce caras que conforman el dodecaedro símbolo del universo.
Lo que nos hace reflexionar que a través de la geometría y los símbolos nos podemos acercar a los misterios de nuestra creación.
“Como es arriba, es abajo; como es abajo, es arriba” Hermes Trismegisto. Kybalion.












Publicar un comentario